Arte

Dentro del arte teotihuacano destacan actividades tales como los frescos, la escultura, la arquitectura y la cerámica.


La pintura mural en Teotihuacán destaca por su belleza, por ser el lugar de mesoamérica con mayor número de frescos y por las técnicas empleadas. Estas se basaban en utilizar productos derivados de la hematita, la limonita, la goetita, la giobertita y la malaquita, aplicados sobre una base de cal y arena de cuarzo, que hacía destacar increiblemente los colores. Otra característica es que no existían ni las sombras ni la perspectiva: los elementos más lejanos se situaban en la parte superior. El tamaño tampoco indicaba profundidad, sino que servía para diferenciar los personajes más importantes.

En cuanto a la temáatica, decir que es principalmente religiosa: aparecen representaciones divinas, sacerdotes y diversos conceptos de la cultura religiosa teotihuacana (el Tlalocan, paraiso de Tlaloc, dios del agua y de la lluvia; el quetzal, símbolo presente en la inmensa mayoría de las culturas mesoamericanas; ...), aunque también se encuentran representaciones de animales y figuras amorfas, semejantes a jeroglíificos.

murales de Teotihuacán
murales de Teotihuacán
murales de Teotihuacán
Distintos murales hallados en Teotihuacán


La escultura teotihuacana engloba conceptos como la propia escultura, el relieve y las máscaras. La escultura se desarrolla a partir del ao 100 d.c., y si bien es un tanto escasa, hay que decir que es impresionante. Su principal característica es el cubismo, bastante exagerado por cierto, que llega a desproporcionar las formas.

El uso de máscaras en el rito funerario estaba muy difundido en Teotihuacán, al igual que en el resto de la meseta mexicana. Seguía el mismo patrón que la escultura: un excesivo sentido de la geometría. Las máscaras eran el nexo entre el difunto y la divinidad, el medio por donde se transmitín ambos sus vivencias y sentimientos. Ademáas, se supone que también era una representación más o menos idealizada del muerto.

escultura de Teotihuacán
Máscara funeraria teotihuacana.

Los relieves constituín una parteb importantísima en la decoración de los grandes edificios. Sus motivos eran principalmente las cabezas de jaguar, el quetzal y formas marinas: conchas, caracolas, ... Por otra parte también se han encontrado vasos de sacrificio, realizados casi siempre con forma de ocelote.

escultura de Teotihuacán
Relive que representa al dios Tlaloc

escultura de Teotihuacán
Conjunto de varios elementos integrantes de la escultura teotihuacana:
vaso ceremonial, máscara funeraria y tablilla ritual


La cerámica puede dividirse en la de uso cotididiano y ceremonial y a las representaciones de figuras antropomorfas, generalmente de sacerdotes y divinidades. Respecto a la primera hay que decir que en un primer momento son un reflejo de los murales, si bien posteriormente evolucionan hacia otras técnicas máas complejas, como la ceráamica laqueada, las incrustaciones de minerales, ... La forma más representativa de este tipo de ceráamica es la jarra con base plana y varias asideras, así como los típicos vasos vasos cilíndricos, de tapadera cónica y tres pies.

Con respecto a la cerámica antropomórfica, la figura mas representada es la del sacerdote, donde se apreciaban sus tocados, capas, ... Si bien la cabeza suele tener forma oval , se han encontrado casos en los que la cabeza aparece hendida, al estilo olmeca.


volver al principio de la página

volver a Teotihuacan

volver a la página principal

© Samuel Chaparro Pámpano 1997