PÁGINA DE QUEEN


Queen, a diferencia de la mayoría de otros grupos musicales, de constantes cambios en su formación, nació con cuatro jóvenes que permanecieron unidos durante veinte años, hasta que se editó su último álbum, en 1997.Ellos fueron Brian May, Roger Taylor, Freddie Mercury y John Deacon.


Drags Queens


    BREVE BIOGRAFÍA DE SUS COMPONENTES

  1. Brian May
  2. Roger Taylor
  3. Freddie Mercury
  4. John Deacon


    TRAYECTORIA DE QUEEN


    DISCOGRAFÍA


BREVE BIOGRAFÍA DE SUS COMPONENTES


BRIAN MAY: Brian Harold May nació el 19 de julio de 1947 en Middlesex, un barrio cercano a Londres, y junto con Roger Taylor es considerado el creador del conjunto musical. Parece ser que, por su elevado precio y por la escasez familiar de recursos económicos, no pudo adquirir una guitarra y, con la ayuda de su padre, logró fabricársela él mismo, la después denominada "Red Special", adaptando una caja de caoba maciza –sacada del marco de una chimenea- y los muelles del trémolo de una motocicleta usada. Años más tarde, en 1985, un modelo parecido fue comercializado con el nombre de "BBM1".A los veinte años ingresa en el Imperial College, de Londres, para estudiar Física. En el tablero de anuncios de la escuela muestra su deseo de ponerse en contacto con otros jóvenes músicos, y su demanda es respuesta por el batería Roger Taylor y el cantante y bajista Tim Stafell. Con ellos formó el grupo "Smile", precursor de Queen.

ROGER TAYLOR: Roger Meddowes Taylor nació el 26 de julio de 1949 en Kings Lynn, Norfolk (Gran Bretaña). Después de varios intentos por formar una banda con éxito, Roger volvió a la universidad con intención de formar otra banda. A principios de otoño, Les Brown vio el anuncio del Imperial College que solicitaba un "bateria del tipo de Ginger Baker/Mitch Mitchell" para una banda nueva. Le pasó la información a Roger, el cual se apuntó. Brian May, Tim Staffel y Roger se hicieron muy amigos. En 1969, a través de Staffel, conoce a Freddie Mercury, un joven que comparte la vivienda con aquél, y entre los cuatro darán vida al grupo Queen.

FREDDIE MERCURY: Frederic Bulsara, como era su verdadero nombre, nació en Zanzíbar (Tanzania) el 5 de septiembre de 1946. Su padre era diplomático, pero el ambiente familiar no evitó que tuviera un carácter extraño e introvertido. Poco antes de formar parte de Queen, de cuyo nombre fue responsable, cambió su apellido por el de Mercury, con referencia al Mercurio griego, el enviado de los dioses del Olimpo. También a él se debe el diseño del logotipo de Queen, una especie de escudo nobiliario en el que aparecen dos leones, dos ninfas y un cangrejo, figuras inspiradas en los signos del zodíaco de sus cuatro componentes.Influenciado por Led Zeppelin y Jimi Hendrix dedica, junto con sus compañeros, todo el año 1970 a componer y ensayar, actuando en ocasiones excepcionales y siempre en reuniones privadas.

JOHN DEACON: Nació el 19 de agosto de 1951 en Leicester (Gran Bretaña). Era bajista y fue el último componente que ingresó y completó el grupo Queen. En 1971 Queen estaba buscando un bajista. Unos amigos de John le presentaron a Brian y Roger, los cuales eran miembros de una banda, Queen, que John había visto con anterioridad. Le preguntaron a John si le interesaría hacer una prueba para entrar en la banda como bajista. Unos días después John hizo la prueba, y otros días más tarde, le llamaron para decirle que le aceptaban. A finales de febrero de 1971, John Richard Deacon se convirtió en el cuarto y definitivo miembro de la banda radicada en Kensington que se llamaba Queen.







TRAYECTORIA DE QUEEN

En julio de 1971, el conjunto decide darse a conocer en público y se presenta en el mencionado Imperial College, de Londres.

Después de diversas audiencias, la productora Trident decide financiar el primer disco de "Queen", que lleva por título el nombre del conjunto, en el que figuran canciones como "Doing all right" y "My fairy king", dos piezas melódicas y de gran sensibilidad.

Ya como profesionales, un año después, en 1974, se edita el segundo LP, "Queen II", y a finales del mismo año aparece el tercero, "Sheer heart attack", coincidiendo con una gira por Europa y Estados Unidos.

Es indudable el éxito, siempre en alza, del conjunto, por lo que en 1975 edita "A night at the opera", una verdadera delicia para los oídos, que confirma la genuidad del grupo y ratifica las esperanzas de aquellos que creyeron en el mismo. El disco se mantiene casi un año en las listas de ventas y alcanza el Disco de Platino.

En 1976 Queen comienza a preparar un nuevo título, "A day at the races", con el que intenta repetir el éxito anterior. Melodías sensibles con fuerza de rock y unos coros excelentes. El grupo también acierta al buscar nuevos caminos cerca de los movimientos imperantes de cada época; también se desprovee de la imaginería de sus inicios y presenta un nuevo "look", más personal, destacando las mallas arlequinadas de Freddie, las capas de Brian y los poderosos efectos visuales de sus galas en vivo.

Un año más tarde, en 1977, aparece un nuevo álbum, "News of the world", más duro que los ya publicados. Tras una gira en 1977, preparan su siguiente LP, "Jazz", que presentarán en una grandiosa fiesta promocional en Nueva Orleans, la capital de este género musical.

Una gira más, esta vez por Estados Unidos y Europa, y como resultado de ella, su primer álbum en directo, "Live Killers", en el que el grupo resume la casi totalidad de sus éxitos hasta ese momento. Con él se cierra la primera época de Queen, de la que sobresalen algunas de las mejores piezas del pop-rock de los 80, una época que germinó "A night at the opera", una obra maestra que ya nunca se podrá repetir.

En junio de 1980 el público conoce un nuevo álbum, "The game", que por su contenido, totalmente diverso a lo que Queen ha realizado hasta entonces, desconcierta por completo a la infinidad de fans que les han sido fieles desde sus comienzos.

Antes de finalizar el año sale a la venta "Flash Gordon", la banda sonora para la película del mismo título, un "soundtrack" encargado por Dino de Laurentiis, el productor de la cinta.

Al año siguiente, en 1981, el mercado recoge la primera recopilación de éxitos de Queen bajo el título "Greatest hits".

En marzo de 1982 se publica su siguiente LP, "Hot Space", que el grupo aprovecha para iniciar una ininterrumpida gira mundial que dura ocho meses; sin embargo, el álbum no consigue la aceptación esperada, lo que provoca un año sabático, el de 1983, para la actividad de la banda que, después de haber estado bien unidos la mayor parte del tiempo, soportan el rumor público de una próxima separación. Pero todo queda en eso, en un rumor, pues el grupo perdurará unido hasta la muerte de Freddie, ocho años después.

No obstante, esta aparente unión de Queen adolecía de los normales afectos y desafectos que padece todo ser humano cuando hay un roce constante: frecuentes peleas, conflictos de convivencia (principalmente de la carretera) y desacuerdo a la hora de escoger las canciones para formar los álbumes. Limar estas ligeras asperezas fue otra de las causas que les decidió descansar durante 1983 y dedicarse, cada uno en solitario, a nuevos proyectos que les permitiese regresar renovados y con nuevas ideas.

Este año de reflexión también lo aprovechan para grabar "The works", otro álbum que ha sido considerado como la mejor obra de Queen en los 80.

Como es de rigor, aprovechando este hecho inician una nueva gira mundial de conciertos, pero esta vez el grupo se presenta con uno de los montajes más asombrosos y grandiosos de su historia: el escenario muestra un gran arco al que afluyen centenares de focos, todos ellos iluminando a los componentes del grupo en sus actuaciones; como decorado de fondo, un grandioso motivo sobre "Metrópolis", la inigualable película de Fritz Lang y uno de los clásicos del cine de ciencia-ficción, género al que son muy aficionados Roger y Brian. En esta gira, y por primera vez, el grupo incorpora a un teclista y guitarrista de apoyo: Spike Edney.

1985 es un año de arduo trabajo para Queen, al que se suma su participación en el Festival de Rock de Río de Janeiro. Sin embargo, el grupo dedicará el año siguiente, 1986, a editar un nuevo álbum, "A kind of magic", un disco casi cinematográfico, pues varios de sus temas pertenecen a la banda sonora de la película "Los inmortales", del realizador Russel Mulcahy.

Como ya es de rigor después de una publicación, el grupo emprende una gira que le proporcionará, antes de finalizar el año, sacar a la luz otro LP, "Live Magic", con las grabaciones en vivo realizadas, durante la misma, en Wembley, Knebworth y Budapest. Parece ser que fue entonces cuando Freddie conoció que llevaba consigo la enfermedad del SIDA.

Entre 1987 y 1988, Queen abandona casi por completo toda actividad musical, aunque sus componentes se dedican, en solitario, a llevar a cabo proyectos personales. Entre ellos destaca, por la importancia del momento, la colaboración de Freddie Mercury con la excepcional figura del mundo de la ópera, Montserrat Caballé, con motivo de los Juegos Olímpicos celebrados en Barcelona en 1992. De esta unión nace el álbum "Barcelona", cuyo tema, de este título, será tomado como himno de dicho evento.

En mayo de 1989 aparece "The Miracle", un trabajo, posiblemente de los más atípicos de toda su producción, y cuyos resultados comerciales no fueron demasiados buenos. En 1990, Queen recibe el premio "Brits" que la industria fonográfica inglesa les concede por su contribución y difusión, durante diecisiete años, de la música. Es el mismo año que el periódico inglés "The Sun" anuncia públicamente la enfermedad de Freddie y que aparece en el mercado "Innuendo", disco que Queen editará en la década de los 90 y que será considerado como uno de sus mejores trabajos.

"Innuendo" alcanza un gran éxito y se sitúa en el primer puesto de las listas. Los temas de sus canciones hacen una alusión muy directa a la dolencia de la que espera muy pronto su final, es decir, Freddie, siempre dentro del más puro estilo que conocen y esperan sus más leales seguidores. Pero esta vez, contrariamente, no habrá gira del grupo después del nuevo disco, pues uno de sus componentes no la soportaría.

Durante un año nadie habla del mal que Freddie padece, aunque en las escasas apariciones que hace en público, la mayoría ocasionalmente o tratando de evitarlas, su rostro refleja la lenta agonía que sufre. No es hasta el 23 de noviembre de 1991 que el propio Freddie decide, por sí mismo y a través de su portavoz Roxi Meade, dar a conocer que lleva consigo el virus del SIDA, y lo hace justo a tiempo, pues al día siguiente, domingo, durante la noche, fallece en su casa de Kensington, a los cuarenta y cinco años de edad, a causa de una bronconeumonía. Su cuerpo será incinerado.

Freddie quiso aliviar a los que padecen su misma enfermedad. Para ello destinó gran parte de su fortuna, calculada en unos cinco mil millones de pesetas, para investigar las causas y soluciones del SIDA; el resto lo dejó en beneficio de Mary Austin, su compañera sentimental, que no se apartó de su lado hasta los últimos instantes.

A partir de ese momento, Freddie Mercury entró a formar parte de ese núcleo de nombres del rock and roll que murieron por circunstancias trágicas, por autodestrucción, como Lennon, Hendrix, Joplin, Morrison... No llegó a tiempo de cambiar y permanecerá siempre como una incógnita qué le hubiera deparado su futuro, un futuro que sabía, de forma consciente, que estaba en sus manos modelar. Poco antes de morir, comentó: Personalmente, estoy harto de las luces cegadoras y de los efectos escénicos. No creo que un hombre de cuarenta y dos años deba ir paseándose por ahí en leotardos.

Un nuevo disco verá la luz en el año 1991; se trata de un nuevo recopilatorio llamado "Greatest Hits II".

En 1992 se edita un doble LP perteneciente al concierto que se celebró en Wembley en Junio de 1986. Este doble se titulará "Live at Wembley".

Tras la muerte de Freddie Mercury, los miembros restantes de Queen se dedicaron a sus carreras en solitario, mientras paralelamente preparaban un nuevo disco con grabaciones del propio Freddie antes de morir. Este nuevo disco verá la luz en 1995, y se titulará "Made in Heaven".

Ya en el año 1997 se editará un nuevo recopilatorio llamado "Queen Rocks", que recoge las canciones más rockeras de la historia de Queen, además de una nueva canción compuesta por Brian May y cantada por el propio Brian y Roger; esta canción es la titulada "No-one but you (only the good die young).